sábado, 13 de marzo de 2010

El secreto de todos tan temido

Los invito a leer mi artículo en El Universal de hoy. ¡Bienvenidos los comentarios!

El Universal - Columnas

sábado, 20 de febrero de 2010

Celebraciones

Los invito a leer el artículo que publiqué en El Universal de hoy:

El Universal - Columnas

lunes, 15 de febrero de 2010

domingo, 14 de febrero de 2010

Dos libros - absolutamente diferentes - para cerrar la semana


Cuentos eróticos de San Valentín. Prólogo de Luis García Berlanga, Tusquets Editores, México, 2007.

Una joyita más de la clásica colección “La sonrisa vertical” de Tusquets que, en este caso, reúne 10 cuentos de autores españoles e hispanoamericanos. Están, entre otros: la valenciana Carmina Amorós, el hondureño Horacio Castellanos Moya, la argentina Esther Cross, y nuestra admirada Cristina Rivera Garza, como representante de México.
Las historias y los enfoques de cada uno son absolutamente diversos: podremos presenciar la voluptuosidad de una Lolita que revive su pasión 20 años después, o los avatares de un hombre casado que celebra la fecha con su amante en un hotel demasiado concurrido; nos sumiremos en las ensoñaciones de alguien a punto de entrar a la sala de operaciones, o seguiremos los pasos de un detective que descubrirá un tórrido secreto. En fin, como dice el escritor Luis García Berlanga en el prólogo de la antología, “Los relatos confirman lo que se dice en uno de ellos: Todo es erotismo o nada lo es: todo cae debajo del erotismo para una mente que se encuentra predispuesta a lo erótico, y nada lo hace para quien no se encuentra predispuesto a ello.”
¡¡Para cerrar el 14 de febrero con broche de oro!!



Corazón de Kaláshnikov. El amor en los tiempos del narco, de Alejandro Páez Varela, México, Editorial Planeta, 2009.

Una novela dura, violenta y terriblemente melancólica que se sumerge en los mundos del narcotráfico, la marginalidad y la pobreza que marcan la realidad de nuestra frontera norte. Hoy que Ciudad Juárez le exige al gobierno el retiro del ejército de su territorio, los 5 mil muertos que ha dejado la violencia en aquella ciudad durante los últimos dos años – a los que se suman los 15 jóvenes masacrados hace apenas dos semanas mientras estaban en una fiesta – son la fuerza que alimenta a una ciudadanía en lucha.
“Habría querido hacer una novela de amor – dijo el autor - ésa era la intención original, había basado esta historia en tres historias de amor... lo que salió fue la realidad de Ciudad Juárez... este país está en guerra desde hace mucho tiempo lo que pasa es que ahora se ha extendido y se ha extendido por un grave error que fue haber lanzado esta guerra contra el narco que como lo sabemos fue por razones políticas”.

lunes, 1 de febrero de 2010

J D Salinger

Hola! Los invito a leer el cuento de Salinger, "Un día perfecto para el pez banana".
En esta página encontrarán el texto completo en español:
http://www.lainsignia.org/2002/noviembre/cul_050.htm

lunes, 18 de enero de 2010

Moscas: Textos ganadores


Díptera juguetona
Yolanda Aguirre

¿Por qué todos te desprecian?
Injustos somos con los seres pequeños
qué tontos, no valoran tu presencia
limpiar los pútridos cuerpos de este ecosistema
no es tarea de poca monta
y sin embargo te culpan de genocidio
cuando luego de tan noble y delicada labor
posas tus patitas en un plato de comida
disentería, cólera, fiebre tifoidea, gritan agitados

¡Cuánta ingratitud!

Un altar te mereces, un busto y un poema.



Un día en la vida de Múscida
Rosa Lotfe

Aunque era bastante prieta, fuliginosa, muy velluda y de enormes ojos saltones, su aspecto la tenía sin cuidado, así que con el mayor desparpajo se presentó al elegantísimo banquete de bodas de Casimiro y Clementina que tenía lugar en el jardín de un hotel de cinco estrellas.
Anduvo curioseando de mesa en mesa como si tal cosa; degustó la gran variedad de platillos; se engolosinó con el merengue del pastel y hasta probó el champagne a la hora del brindis. La muy atrevida, se acercó a los novios cuando bailaban el vals para hacerle cosquillitas en el bigote a Casimiro, éste trató de alejarla y sin querer, le estampó una sonora bofetada a la incrédula Clementina.
Contenta con su travesura, dio vueltas y vueltas por la pista coqueteando con todos los ejemplares masculinos, hasta que finalmente, sin un ápice de recato, se apareó con uno de los galanes frente a la mirada atónita de los distinguidos comensales. Su actitud molestó a don Fulgencio, el padre de la novia, quien furibundo, le ordenó al capitán de meseros que la echara fuera, pero ella, haciendo alarde de una agilidad impresionante, no se dejó atrapar y se escabulló tan campante, zigzagueando satisfecha.
El atardecer la sorprendió, ebria y exhausta en la rama de un almendro. Habían transcurrido casi quince días desde que salió de la pupa y apenas podía sostenerse, su cuerpo languideció y cayó al vacío con el último rayo del sol.

http://undiaenlavidadesoroska.blogspot.com


Solache

Durante toda la tarde, aquella mosca chocó más de una vez contra la ventana.

Aterrizó al otro lado de la habitación y comenzó a frotar sus patas delanteras como si estuviera planenando la huida.

Su insistencia la mandó nuevamente contra el cristal y, por fín, por una rendija logró escapar.

De forma burlona, me presumió su libertad permaneciendo estática del otro lado de la ventana.

Al dar la vuelta y retomar el vuelo, la mosca contra una telaraña se fue a estampar.